• TriaRoc. Dos distancias: TriaROC HALF y OLIMPICO
    TriaRoc. Dos distancias: TriaROC HALF OLIMPICOCO
  • Pantano de Santilla, un paraiso para el triatleta
    Pantano de Santilla, un paraiso para eltriatletaa
  • Dentro de la Cuenca Alta del Río Manzanares
    Dentro de la Cuenca Alta del Río Manzanares
  • TriaRoc, en un entorno espectacular, Reserva de la Biosfera
    TriaRoc, en un entorno espectacular, Reserva de lBiosferara
  • 29 de mayo, TriaRoc HALF: 1900m 90km 21km - NO DRAFTING
    29 de mayo, TriaRoc HALF: 1900m 90km 21km - NODRAFTINGG
  • 28 de mayo, TriaRoc OLIMPICO: 1500m 40km 10km
    28 de mayo, TriaRoc OLIMPICO: 1500m 40km 10kkm
  • TriaRoc en Manzanares el Real, tu reto para 2016
    TriaRoc en Manzanares el Real, tu reto para20166
  • Un triatlón en La Sierra de Madrid, único en un entorno inigualable
    Un triatlón en La Sierra de Madrid, único en un entornoinigualablee

Crónica de Ricardo Pedrós

15º PUESTO EN LA DISTANCIA OLÍMPICA EN EL TRIATLÓN DE MANZANARES EL REAL 2014

Recuerdos de juventud, gracias.

“Tronco, tienes que venir a Madrid, a casa, que Raúl organiza un triatlón chulísimo”. Son palabras de Jaime Olivares, ya llevaba tiempo detrás de mí, pero este trabajo nuestro, que nos tiene más de medio año deambulando por el mundo, es difícil de compaginar con cualquier otra actividad, por muy personal que sea. Ahora que he vivido, participado y disfrutado de la quinta edición de Astromad pienso, por qué narices no habré venido antes. Me faltan metros de natación, rodajes de bici y kilómetros a pie, pero mi ilusión se desborda. Cuando un amigo te abre su casa, los brazos y te da todas las opciones, flores a él.

 

Viernes, ocho de la tarde, recojo a mi chica después del trabajo… rumbo a Madrid, desde Valencia, nada menos. Llegamos tarde, cenamos más tarde aún y caemos rendidos en la cama, mañana toca guerra, de la buena. Antes de cerrar los ojos las mariposas hacen de las suyas por ahí abajo, y es que aunque lleve doce años cruzando metas de triatlones, ese cosquilleo previo es sagrado, si algún día desaparece lo dejo, jurado. Las legañas me impiden pestañear con claridad, y volante en mano emprendemos marcha hacia Manzanares el Real. Llegar y alucinar, todo lo mismo. Ojos como platos, ahora sí que no pestañeo, admirar el inmenso lago que mece Manzanares el Real me deja absorto, me ayuda a meterme en la prueba.

Yo soy más playero, lo reconozco, pero un lago al año, no hace daño. Sobre todo si es impresionante. Tampoco soy mucho de neopreno, pero esta vez fue buen aliado. Saliendo quinto del agua, todo se ve distinto. Transición perfecta, tirar fuerte en bici y sentirse absorbido por el grupo antes de concluir la primera vuelta. Dejarse llevar. Qué gusto vivir un triatlón como los de antaño, con gente que colabora en la bici, solidaria, sin codazos, sin tonterías. Esta prueba me recordó por qué adoro este deporte, su deportividad y limpieza, una prueba sin pseudo-profesionales y sus extravagancias. Un entorno plagado de atletas, de aficionados desgañitándose, de ambiente… Un placer.

¡Ey! que ya se acaban los cuarenta kilómetros, hay que bajarse a correr. Lo que comentaba, muy falto de kilómetros de carrera a pie. Pero una vez más, el paisaje y el marco son tan mágicos que las fuerzas aparecen de donde ni lo imagino. La chavaleríadel avituallamiento me animó tanto que estuve a punto de parar a beberme el agua con ellos, ja, ja, ja. Corremos bordeando el lago, e igual que en el segmento de bicicleta, competimos sin nadie que nos ‘estorbe’. Ni tráfico, ni peligros, sólo triatletas dejándose la piel por cumplir ese sueño de sábado, ese sueño que nos roba tantas horas, ese ladrón al que consentimos por cumplir un objetivo tan obvio como sagrado, cruzar la meta.

Envuelto en la magia del Astromad caen los kilómetros sin apenas darme cuenta. El gentío de la plaza aplaude y saboreo los últimos metros con celo, no quiero que esto acabe. Al final termino en decimoquinta posición, muy contento para lo poco que he entrenado. Sí, lo sé, yo también sufro el mal del triatleta, decir que no he entrenado suficiente y monsergas varias. Pero en mi caso es verdad, ja, ja, ja. Sudor, kilómetros, esfuerzo y gloria, eso te lo dan la mayoría de triatlones. Astromad me aportó un recuerdo de juventud. Encontré sentimientos de cuando empezaba, de cuando los triatletas no éramos más que un puñado de frikis, solidarios y hermanos que sólo buscábamos disfrutar y superarnos a nosotros mismos.

“Jaime, ahora ya sé lo que se cuece en Madrid, y cómo se las gasta Raúl. Anda, apúntame para el año próximo que esto me ha molado mucho”.  

Categoría: Cronicas

A tener muy encuenta

 

1

Reserva ya tu dorsal Es muy importante que reserves cuanto antes tu dorsal. En anteriores ediciones del Triatlón en Manzanares el Real las plazas se agotaron. Recuerda que hay 450 plazas para el HALF y 450 para el OLIMPICO.

2

Lee el Reglamento Has de saber que como participante en el TriaRoc has de ser conocedor del Reglamento de la Competición. TriaRoc es una prueba oficial de la FMTri y como tal estará arbitrada y sancionada por los Oficiales de Triatlón de dicha Federación.

3

Descarga la Guía del Triatleta Hemos preparado para tí una Guía del Triatleta donde se recogen una serie de puntos muy importantes a tener en cuenta a la hora de participar en TriaRoc. Te recomendamos que te leas dicha GUIA.
 



¿Acepta HTML?

Joomla Extensions powered by Joobi

Who's Online

Hay 5 invitados y ningún miembro en línea

Sponsors

AytoManzanaresElReal w200             logo neulakes             FederacionDeSalvamentoYSocorrismo w100             OliBrothers02 w200

AF Salutions                         

    ViasPecuarias Madrid w125                            Specialized HORIZ w300  

   Powerade 150           FederacionMadrileaDeTriatlon               

 

Back to Top